Bienvenidos de nuevo a PrevenBlog,

Esta semana vamos a dedicar nuestro post a un factor, a una causa de incendio sobre la que hemos pasado colateralemente en otros artículos, pero que hoy va a ser nuestro protagonista, el tabaco.

El tabaco es frecuentemente el causante de incendios, de menos o mayor medida, y lo podemos analizar en diferentes contextos en los que la prevención lo debe tener en cuenta, ya que lamentablemente muchas veces olvidamos o pecamos de exceso de confianza con este peligroso elemento.

Tal y como apuntábamos en el último post de PrevenBlog, más allá de la consabida prevención para la salud, más allá de los conocidos efectos altamente nocivos que el tabaco tiene para la salud, hay que tener presente que este factor debe ser tenido en cuenta de una manera consciente y efectiva, y no olvidar que es en sí mismo una pequeña fuente de calor y combustión que, combinada con un contexto propicio, puede ocasionar una llama, defragación o explosión que ocasione un incendio.

Hoy, nos centraremos simplemente en el tabaco, contextuandizándolo en diferentes situaciones en los que puede ser peligroso y en los que, a pesar de las muchas campañas e informaciones, todavía se dan situaciones peligrosas por el mal uso o por los excesos de confianza, exceso que como hemos dicho en muchas ocasiones, son uno de los peores enemigos de la prevención.

Vamos pues a identificar las diferentes situaciones en los que el tabaco puede ocasionar un incendio.

En nuestros hogares.

Es el lugar donde más problemas suele ocasionar el tabaco, y casi siempre suele ser por las mismas razones. Vamos a detallarlas indicando lo que hay que hacer para evitarlas a fin y efecto de identificarlas para no repetirlas y así erradicar el peligro:

  • cigarettes-83571_1280Debemos apagar bien las colillas antes de tirarlas a la basura, debemos inlcuso mojarlas con agua.
  • Debemos apagar las colillas bien en el cenicero, ya que si algún material cae encima con una colilla mal apagada posiblemente prenderá. Además el ceniciero puede estar lleno de otras colillas que también prenderán por el contacto con la colilla mal apagada.
  • Debemos evitar fumar en la cama, por el peligro a quedarnos dormido y que el cigarrillo encienda las sábanas y el colchón
  • Debemos tener mucho cuidado al fumar en el sofá, ya que también podemos quedarnos dormidos e incurrir en el mismo peligro detallado en el punto anterior
  • Si sospechamos que tenemos un escape de gas, o si estamos cerca de materiales inflamables almacenados en el hogar, también hay que evitar fumar, ya que aunque pueda parecer que el peligro es pequeño, muchos accidentes tienen esta causa como origen.
  • Debemos dejar los encendedores lejos del alcance de los niños, para que no juegen con ellos.

 

En nuestro centro de trabajo.

no-smoking-24122_1280Actualmente está prohibido fumar en el trabajo, pero no está de más recordar que en determinados trabajos, además del daño para el fumador pasivo, fumar puede ocasionar graves accidentes debido a los materiales que se manipulan en el desarrollo habitual de la jornada laboral.

Lamentablemente, debemos una vez más recordar que el exceso de confianza es un peligroso enemigo, y se siguen dando casos de accidentes debidos a que «como nunca pasa nada», hay personas que se saltan las normas y fuman manipulando materiales peligrosos, aunque también es cierto que es muy destacable la disminuación de estos accidentes desde hace ya años.

 

En un entorno forestal.

Aprovechamos este punto para recordaros nuestra serie de artículos dedicados a la prevención de incendios forestales en los que, entre otras muchas razones, apuntábamos al tabaco como una de las causas mas frecuentes.

Hay que tener presente que fumar en el bosque es un peligro en sí mismo, es decir, que no hace falta tirar una colilla encendida para provocar un incendio, ya que un golpe de aire que hace saltar ceniza encendida puede ocasionar un incendio si el bosque está seco y en un momento caluroso del año, en los que las alertas por incendio son las más elevadas.

Obvia decir, por tanto, que lanzar colillas al pasear por el bosque, o desde el coche mientras conducimos por entornos forestales, es una auténtica temeridad que debemos erradicar de una vez por todas.

 

En nuestro vehículo

En este punto no nos vamos a detener especialmente en el hecho de que un cigarro pueda provocar un incendio en el vehículo, ya que las posibilidades son pocas siempre y cuando no lo hagamos mientras repostamos gasolina.

Nos queremos centrar en una causa de accidente, más que de incendio, ya que fumar mientras se conduce ha ocasionado muchos accidentes, ya sea por la distracción que ocasiona o porque al conductor se le ha caído ceniza encendia encima, o el propio cigarrillo, y ha acabado teniendo un accidente al intentar cogerlo en el asiento o en el suelo del vehículo.

 

En la vía pública.

cigarette-1301660_1280Tirar colillas en la vía pública es incívico por definición, porque ensucia y porque es un peligro, ya que un niño puede cogerla y quemarse o tirarla en una papelera o contenedor.

Además, tirarlas en huecos de árboles en los que hay papeles u hojas, en papeleras, contenedoras o en cualquier espacio con otros materiales es directamente una imprudencia enorme.

La gran mayoría de ciudades y pueblos ya han instalado papeleras con un cenicero anexo para lanzar allí las colillas, pero si no las hay,  hay que apagar la colilla y guardarla, para tirarla en un lugar seguro, y si esto es engorroso o incómodo, tal vez ha llegado el momento de plantearse seriamente el dejar de fumar, y así de paso, también se dejará de ensuciar.

Bien, una vez más os agradecemos vuestra atención. En este post hemos destinado nuestras acciones de prevención al tabaco, un factor que como hemos apuntado, ya habíamos tratado en otros artículos.

 

Os invitamos como siempre a compartir este post en vuestras redes sociales y os recordamos que la prevención en equipo es siempre más efectiva !!

También os puede interesar…

Pin It on Pinterest

Share This