Bienvenidos de nuevo a PrevenBlog,

Esta semana volvemos a tocar la seguridad y prevención en vehículos, centrándonos en cómo repostar o poner gasolina de forma correcta evitando así posibles incendios o accidentes relacionados con el fuego mientras nos encontramos en la gasolinera o area de servicio.

En los dos artículos dedicados a la prevención de incendios en vehículos detallábamos una serie de medidas y consejos para evitar que se produzca un incendio durante largos trayectos a, por ejemplo, altas temperaturas, como pueden darse en desplazamientos en verano.

Hoy vamos a fijarnos en un momento que es mucho más delicado de lo que mucha gente puede suponer, y que además nos enlaza, precisamente, con el post de la semana anterior, dedicado a la prevención y gestión de la electricidad estática, tal y como veremos a continuación en uno de los puntos a tratar.

Es interesante tener presente que el primer enemigo que tenemos que combatir es el exceso de confianza. Nos explicamos. Es muy frecuente poner gasolina, lo hacemos muchas veces, y nunca pasa nada, ciertamente, pero eso no es óbice para prever posibles incendios o accidentes con llamas, ya que se dan, tal vez no frecuentemente, cierto, pero como siempre decimos en PrevenBlog «si el riesgo no es cero, hay que realizar una correcta prevención.

Así, en el post de hoy os daremos de forma concreta y clara aquellas pequeñas, pero muy interesante, medidas a seguir cuando realizamos el frecuente acto de detenernos en una gasolinera o area de servicio para poner gasolina y repostar nuestro vehículo.

1- Parar el motor y cualquier elemento o componente eléctrico

Sabemos que este consejo es conocido por todo desde hace muchísimos años, pero insistimos, a menudo la confianza, o mejor dicho, el exceso de confianza, puede hacer que, si bien nadie pone gasolina con el motor encendido, sí que haya gente que reconoce que no apaga el equipo de música del vehículo, y a base de que no les ha pasado nunca nada, pueden llegar a pensar que es que realmente el riesgo es cero, y esto no es así.

2- El uso del móvil está desaconsejado, aunque aquí hay debate.

no-cellphones-35121_640Bien, aquí nos encontramos en el típico caso de estudios, contra-estudios, mitos, leyendas, teorías, etc. En unos casos se argumenta que la carga de un elemento cargado en contacto con vapores de combustible o con un elemento no cargado puede generar una chispa que incendie el tanque de gasolina.

De hecho, según apuntan numerosos estudios, el problema realmente es la electricidad estática, no el aparato en sí mismo, y la electricidad estática la lleva consigo la persona que se baja del vehículo a poner gasolina. Nosostros, si os parece bien, vamos a preferir pecar de prudencia, y os desaconsejamos ateneder una llamada, tal vez no haga falta apagar el móvil, en el momento de poner gasolina, y si un llega el momento en que alguien demuestre que el riesgo es cero, pues rectificaremos este post, y no pasa nada.

3- Evitar bajar o subir del vehículo mientras alguien lo está cargando

Normalmente es el propio conductor quien pone la gasolina y se encarga de repostar el vehículo, y es interesante, precisamente por la carga de electricidad estática que lleva una persona consigo, que nadie baje del vehículo mientras se realiza esta operación, ya que el roce de la ropa con el vehículo podría provocar una chispa que generara un incendio.

De acuerdo, entramos aquí de nuevo en las probabilidades muy bajas, e incluso algunos diran que casi nulas, pero mientras sea posible, nosotros desde PrevenFoc apostamos por seguir esta norma.

4- Dar aviso al personal de la gasolinera si se ha derramado gasolina

froet-gas-195381_1920La gasolina derramada puede recibir, tal y como hemos visto, un chispazo por acumulación de electricidad estática o por contacto de algún elemento metálico con el suelo, y es muy importante que si hemos derramado gasolina al respostar avisemos al personal para que lo limpie y así eliminar la posibilidad de posibles accidentes.

Sabemos que es frecuente, cada día más, encontrarnos con gasolineras de autoservicio en los que no hay absolutamente nadie atendiéndolas, y en ese caso deberemos aprovechar los rollos de papel que suele haber para limpiar la gasolina, ya que, en principio, se habrá derramado una cantidad pequeña y podremos solucionarlo.

El papel debe tirarse en las papeleras de la misma estación de servicio, las que suelen estar pegadas al surtidor, ya que ahí van solamente, o así debería ser, papeles limpiadores con el que la gente se limpia las manos después de respostar si se ha manchado un poquito, y no habrá peligro de que se tire algún elemento potencialmente peligroso en contacto con la gasolina que ha quedado en el papel.

Si la cantidad es importante, deberemos llamar a los teléfonos que ponen a nuestra disposición para dar aviso del hecho y que el combustible sea neutralizado correctamente.

5- Por obvio que parezca…no fumar !!

De acuerdo, es cierto, esta medida parece una perogrullada, pero no sería la primera vez que nos quedamos estupefactos viendo como alguien se mueve por una gasolinera fumando, incluso durante la acción de respostar.

Por suerte, esto ya es muy raro de ver, pero insistimos, preferimos recordarlo y ser pesados, como os hemos dicho, la experiencia nos demuestra que el exceso de confianza es un enemigo muy peligroso de la prevención, de la prevención de cualquier tipo.

Bien, pues de nuevo hemos procurado facilitaros toda una serie de medidas y consejos destinados a potenciar vuestra seguridad a través de la correcta prevención ante incendios, llamas, calor, etc. Un post que, si bien pertenece a nuestra serie dedicada a los vehículos, también toca directamente a nuestra serie sobre la electricidad, ya que trata de nuevo de lo peligrosa que puede ser la carga de electricidad estática que toda persona acumula.

 

Una vez más os damos las gracias por vuestra visita y os invitamos a compartir este post en vuestras redes sociales, siempre recordando que la prevención en equipo siempre es más efectiva !!

También os puede interesar…

Pin It on Pinterest

Share This