Bienvenidos a PrevenBlog, gracias por visitarnos !!

Seguimos arrancando el «año», es decir, el «año académico», y seguimos buscando y presentando nuevos contenidos que os ayuden a la prevención y protección en situaciones de riesgo, y con este post abrimos una serie de artículos dedicados a la protección contra rayos en tormentas con aparato eléctrico.

No vamos a marearos con números y datos con la cantidad de rayos que caen en España en un año, o con las personas que resultan heridas, pero si queremos hacer constar que los datos no son anecdóticos, y que en caso de tormentas eléctricas hay que ser precavido y es más que conveniente seguir las medidas, consejos y recomendaciones que hoy os presentamos en PrevenBlog.

En este primer artículo nos centraremos en la protección en campo abierto, en la montaña o en zonas forestales, ya que las medidas a tomar son distintas a medidas a tomar en caso de vivir una tormenta en una vivienda o en una construcción del tipo que sea.

Dejaremos para el resto de los artículos de la serie los posts dedicados a la protección en viviendas y qué hacer en caso de que un rayo llegue a tocar a una persona.

Así, centrémonos en la protección de rayos en zonas abiertas, ya sean bosques, montañas, esplanadas o en cualquier espacio abierto en el que nos sorprenda una tormenta con aparato eléctrico.

La información, primera y fundamental medida de prevención.

norman-79860_1280Es muy importante que si tenemos previsto realizar una salida, una excursión o cualquier tipo de actividad consultemos previamente los servicios meteorológicos para poder tener una idea del tiempo que nos vamos a encontrar. Hoy en día es muy fácil acceder a esta información desde cualquier lugar, gracias a los smartphones y a internet podemos acceder a webs o a aplicaciones que estan altamente especializadas en la prevención meteorológica.

Os aconsejamos visitar estas páginas y/o aplicaciones en los días anteriores a la actividad y justo antes de desplazarse, especialmente si vamos a ir con grupos de niños o con personas mayores. Es mejor suspender una actividad, a pesar del engorro y fastidio que ello provoca, que arriesgarse sin necesidad a vivir una situación peligrosa por culpa de una tormenta con rayos.

Si nos sorprende la tormenta, buscar un lugar seguro

Supongamos que a pesar de haber consultado los partes meteorológicos una tormeta eléctrica nos sorprende en una zona forestal, del tipo que sea. En ese caso, lo primero que debemos hacer es decidir un lugar seguro al que ir, y desplazarse correctamente.

Veamos esta serie de medidas a tomar:

  • No correr, especialmente si tenemos la ropa mojada.
  • storm-1504607_1280Buscar un edificio grande e integrado en una población, no en pequeñas casas o construcciones aisladas.
  • Un vehículo cerrado es un lugar óptimo para protegerse. Hay que dejar el motor apagado y cerrar ventanas y conducciones de aire.
  • Dejar al menos a 40 metros elementos metálicos (herramientas, palos de cualquier tipo, piolets, etc.), y alejarse de construcciones o elementos metálicos.
  • Apagar emisores electromagnéticos, como por ejemplo teléfonos móviles.
  • No esconderse debajo de árboles altos o zonas elevadas
  • Evitar esplanadas o zonas muy planas, ya que nos convertimos en un elemento muy destacado.
  • En caso de ir en grupo, es mejor no ir juntos, manteniendo una separación prudencial.
  • Si nos vemos obligados a parar por la cantidad de descargas, hay que adoptar la posición de seguridad. Esto consiste en ponerse de cuclillas con las manos en las rodillas, de tal manera que solo los pies toquen el suelo mientras reducimos al máximo nuestra estatura
  • Nunca hay que estirarse en el suelo.
  • No desplazarse hacia donde hemos visto que ha caído un rayo. Es falso que un rayo no pueda caer dos veces en el mismo sitio o cerca de donde ya ha caído otro.

Esta serie de consejos y medidas pueden ser la diferencia entre vivir una situación, digamos, complicada o sufrir los daños que puede provocar la caída de un rayo cerca, o encima, de una persona. Son medidas que conviene tener presente para evitar problemas provocados por una tormenta eléctrica.

Hay que tener presente que un rayo puede hacernos daño si cae cerca de donde nos encontramos, no solamente hacen daño si nos alcanzan de pleno, y en una fuerte tormenta eléctrica que nos sorprenda en zonas abiertas este riesgo no es bajo, por ello es interesante hacer una buena prevención.

Bien, os agradecemos de nuevo vuestra visita y os emplazamos la semana que viene con el siguiente post de esta nueva serie dedicada a rayos y tormentas eléctricas.

 

Recordad, la prevención en equipo siempre es más efectiva.Os invitamos a compartir nuestros artículos en vuestras redes sociales !!

También os puede interesar…

Pin It on Pinterest

Share This