Bienvenidos de nuevo a PrevenBlog !

Con este post, iniciamos una colección de artículos destinados a que nuestras casas sean más seguras, de tal manera que os haremos llegar consejos y medidas para intentar prevenir y evitar problemas y situaciones que pudieran generar un incendio en nuestro hogar o en nuestro centro de trabajo.

deteccion prevencion incendios prevenfocDesde Prevenfoc, sabemos que en materia de seguridad toda medida es poca, y que es prácticamente imposible prever y anticiparse a todas las situaciones. Nuestros extintores y sistemas de extinción de incendios entran en acción cuando lamentablemente el fuego ha hecho ya su aparición, y nuestros sistemas de detección están diseñados y programados para actuar desde el primer momento, pero a toda estas medidas técnicas hay que añadir la que nos toca a nosotros, la prevención y la preparación de los espacios para evitar riesgos.

En una situación de incendio, el tiempo es un factor clave, y hay que intentar que juegue a nuestro favor y no en contra, de ahí la importancia de una detección a tiempo y de una extinción inmediata. Con este objetivo de prevención y de anticipación, procuraremos proporcionar a nuestra audiencia sencillos pero importantísimos consejos para evitar situaciones peligrosas en las que el fuego puede ocasionar daños.

Existen diversos motivos u orígenes que pueden provocar, en cualquier tipo de instalación o edificio, que el fuego aparezca. Las fuentes de aparición y propagación son diversas, y es necesario centrarse paso a paso en cada una de ellas.

Así pues, si os parece bien, empecemos de inmediato centrándonos en este post en los cortocircuitos, y empezamos por esta situación porque según las compañías aseguradoras entre el 70-75% de los incendios en edificios tiene su origen en un cortocircuito.

laptop-1104066_640Todas nuestras casas, todos nuestros centros de trabajo están llenos de elementos eléctricos de todo tipo. Electrodomésticos, ordenadores, televisiones, cargadores de móviles, cargadores de tablets…todo un sinfín de elementos que se enchufan, que tienen cables y que son solamente la parte visible de toda una «red» eléctrica que nos rodea.

Además, las instalaciones eléctricas que van por las paredes, techos y suelos, complementan todo un fluido de electricidad sin el cual no entenderíamos nuestro modo de vida actual.

Pero, en primer lugar, podríamos determinar o definir qué es exactamente un cortocircuito, no ?

Cortocircuito:

Es una conexión entre dos terminales que provoca que la resistencia quede parcial o totalmente anulada y que aumente por tanto la corriente que atraviesa el circuito.

Bien, determinado qué es, os presentamos cinco consejos que os pueden ayudar a evitar de una forma sencilla y sin esfuerzo una posible situación de riesgo. Simplemente debemos cambiar ciertos hábitos que tenemos y que hemos adquirido sin darnos cuenta.

1- Desconectar ciertos aparatos una vez que se hayan dejado de utilizar.

Es muy difícil desenchufar elctrodomésticos que están en uso durante muchas horas al cabo del día. Nevera, lavadora, televisor, etc. son aparatos que no desenchufamos nunca ya que su uso repetitivo y reiterado nos lleva a eso. No obstante, también usamos aparatos de forma puntual, que cargan más la instalación al sumarse a los que siempre están enchufados.

Secadores, estufas, reproductores de música, o cualquier aparato de uso puntual deberían desenchufarse después de su uso, para evitar sobrecalentamientos y sobrecarga de la instalación eléctrica.

2-Alejar aparatos electrícos de fuentes de agua.

Ya sea en la cocina o en el baño, es importantísimo no tener aparatos enchufados cerca del agua, puesto que si se mojan o si cayeran dentro del agua provocarían de immediato una situación muy peligrosa. Así, secadores y reproductores de música, por ejemplo, deben enchufarse al menos a un metro o incluso metro y medio de la ducha o bañera e incluso del inodoro.

3-Mantener los cables de los aparatos en buen estado.

Es frecuente ver un cable pelado, gastado, en definitiva, en malas condiciones. Es muy importante cambiar ese cable para evitar situaciones de riesgo, simplemente comprando uno nuevo, ya que en todos los aparatos se puede sustituir el cable por uno nuevo, o si es el caso, siempre se puede cambiar el enchufe si se ha roto o deteriorado con el uso y el paso del tiempo.

4- Actualizar correctamente las instalaciones eléctricas y cableado del edificio.

responsive-1166833_640El paso de los años no entiende de innovaciones tecnológicas. Si analizamos la cantidad de aparatos eléctricos que hace 10 o 15 años no existían entenderemos que es fundamental que las instalaciones eléctricas se actualicen debidamente.

En una casa antigua o que simplemente no sea de reciente construcción, a menudo el cableado y la capacidad eléctrica no está preparada para una cantidad de aparatos eléctricos elevado, teniendo en cuenta que, además, en una casa lo más frecuente es que viva más de una persona y que cada persona aporta sus aparatos propios a los comunes del hogar o del centro de trabajo.

5- Ubicar enchufes y cables apartados de muebles

cables-1170504_640A menudo la falta de espacio dificulta este objetivo, pero es muy importante que los enchufes y cables no estén tocando muebles, sofás u otros elementos físicos del hogar o del centro de trabajo. En caso de cortocircuito, un mueble puede convertirse en un rápido elemento propagador del fuego, mientras que si no es así, puede ser que la chispa no encuentre donde generar fuego y que todo quede en un susto.

Para ello, deberíamos organizar la disposición de muebles en función de esta norma básica, dejando criterios estéticos o de comodidad en segundo término.

 

Bien, hasta aquí el artículo de PrevenBloc de esta semana, el primero, tal y como os hemos comentado, dedicado a reducir al máximo la posibilidad de situaciones de riesgo en el hogar o en centros de trabajo.

En esta ocasión nos hemos centrado en el cortocircuito, uno de las causas más frecuentes de incendios en edificios de cualquier tipo, recordad que os hemos comentado al inicio del post que entre un 70-75% de los incendios en edificios deben su origen a la electricidad.

Si os ha parecido útil este artículo os invitamos a compartirlo en vuestras redes sociales, muchas gracias y hasta la próxima semana !!!

 

También te puede interesar…

Pin It on Pinterest

Share This